Fantasía ha muerto

Etiquetas

, , , , , ,

Nunca deja de impactar la realidad cuando te da de pleno en la cara. La falta de cultura no es sólo un problema social y político sino histórico. No se puede esperar nada de una civilización que deja de usar su poder imaginativo; que, de hecho, desconoce de pleno lo que esto es.Triste, para empezar, es triste. Todo son contextos y todo son circunstancias y la vida es relativa y las cosas tienen más significados de lo que aparentan pero a fin de cuentas, lo en sí es un tema filosófico y quizá tema base para psicólogos con tiempo y ganas pero la vida que vivimos está llevada y es arrastrada por lo que parece ser y no lo que es. 

Fantasía, ese reino maravilloso que nace a la par que el cerebro y que tan buenos ratos puede dar ha desaparecido. Sería un orgullo decir que está en proceso de desaparecer pero no es así, no hay alegría en el contexto. Fantasía ya no está. Hay ejércitos dispuestos a morir y luchar por la fantasía de otro, por las apuestas de otros que están en proceso de desaparecer pero nadie está dispuesto a trabajar su propio terreno, su nuevo Reino de Fantasía, ese que agrande el que existía creando un lugar común sin fronteras y con miles de posibilidades, o en este caso, simplemente permita que exista. Es desgarrador ver día tras día como no aparece nada nuevo, como todo son mezclas y variaciones de lo ya existente y moribundo; no hay ideas nuevas ni formas nuevas ni camino de llegar a ellas.

El poder se basa en la imaginación, el destruir a los demás se basa en la imaginación, ayudar se basa en la imaginación, creer y querer se basan en la imaginación; no se puede vivir la vida al dictado del comercio ni se puede disfrutar plenamente alegando un inerte “carpe diem” vacío de contenido. ¿Quieres carpe diem en tu vida? Gánatelo.

Carpe diem para hacer que lo que otros muchos hacen, para sentirte parte de una manada y no de otra, para someter a quien te puede liberar. Gánatelo. No significa nada, no hay orgullo en ello, no hay valor ni dignidad. Quam minimum credula postero.

Cuanto más te alejas del punto más visible se hace la imagen completa. Más alternativas tienes, más disfrute puedes hallar. Si no te alejas no ves y si no ves más te vale ser ciego para tener una buena escusa.   

Regular la lectura de tus hijos es una tarea ardua en tiempos de internet, lo entiendo. Debe ser muy difícil. Pero si tu hijo lee, aprecia ese don, aliméntalo y no le pongas freno. No determines su futuro mental, no le coartes ni le destruyas sus ánimos. Si no tienes nada que aportar no conviertas en pecado lo que no entiedes. Durante siglos vivimos y sufrimos precisamente ese miedo al conocimiento: gente sin imaginación cortó la vida de las novelas de caballerías, de los mitos de origen, de las fuentes de inspiración de los libros que hoy determinan nuestras vidas… Y así seguimos, muertos en vida sin imaginación al servicio de otros que tienen miedo de nuestro poder.

No debemos admitir las cadenas y menos aún ponérnoslas nosotros solos; si quieren someternos, por lo menos que les cueste: que tengan que entran en nuestro Reino de Fantasía y jugarse la vida en ello.